Madrid durante largo tiempo y aún a día de hoy se ha caracterizado por marcar el ritmo y las tendencias eróticas y sexuales de toda España, un hecho que queda más que patente cuando seguimos la estela del rastro dejado por la apertura de los incontables salones de masajes eróticos que no solo han entrado con una fuerza arrolladora en la capital española sino que además se han presentado y consolidado en el resto de capitales de provincia de nuestro país, pues sin lugar a dudas hoy por hoy hay más posibilidades de satisfacer nuestras necesidades relacionadas con el erotismo y sexualidad de pago que recurrir a la contratación de los servicios de las muchas escorts y prostitutas presentes en nuestras ciudades, pues estos salones se han convertido en una reseña de un gran nivel estético y un cuidado más que elevado en lo que conocemos por las instalaciones de los mismos.

¿Masajes eróticos? Mucho más que sexo, masajes y relax

Adentrarnos en el subuniverso del placer enmarcado por los salones de masajes eróticos de la ciudad de Madrid es adentrarnos en un nivel de calidad estética de las masajistas femeninas – sin olvidar también los masajistas masculinos – que marcan una pauta muy complicada de superar por muchas de las pequeñas casas de putas o pisos de lumis de esta ciudad.

Las masajistas eróticas de algunas de las casas más conocidas de la ciudad no solo nos dejarán boquiabiertos por su belleza y sensualidad, sino que nos ofrecerán además un panorama más que alucinante por sus cuerpos insinuantes y plagados de curvas más propias de modelos, pues estas chicas gozan de poseer unas cualidades físicas rara vez encontradas en las prostitutas salvo en aquellas que podemos considerar escorts de lujo, pues los cuerpos cuidados de estas masajistas son simplemente sobresalientes. El hecho de que los servicios directamente ofertados en muchos casos no entren en materia estrictamente sexual y en caso de hacerlo no vayan más allá de la estimulación manual en muchos casos, ha abierto una puerta más que amplia a que un conjunto de mujeres – en muchísimos casos terapeutas y masajistas profesionales – con cuerpos esculturales hayan visto en esta salida profesional una forma de no solo hacer lo que les gusta sino que además hacerlo – con alguna que otra estimulación sexual – ganando mucho más que ofreciendo simplemente masajes descontracturantes.

Las técnicas empleadas por muchos de estos centros se afianzan en lo que conocemos como masajes tántricos (https://es.wikipedia.org/wiki/Masaje_t%C3%A1ntrico) que si  bien su uso y aplicación son más que extensivos en prácticamente todos los centros de masajes eróticos de España, en muchos casos los mismos pueden ser incluso obviados por la inmensa mayoría de los clientes receptores de estos servicios dado que los mismos optan en muchos casos por sesiones interminables de masajes lingam o prostáticos.

Actividad en auge en toda España

Si bien fue Madrid inicialmente el epicentro de la expansión de este tipo de centros de relax, hoy en día es sumamente sencillo encontrarnos con centros o incluso cadenas de centros de masajes eróticos repartidos por toda España.

El hueco que cubren los servicios ofertados dentro de estos centros no solo han sabido encontrar su espacio y lugar dentro de un mercado más que cerrado hasta el momento en nuestro país, como pueden ser aquellos servicios antaño solo relacionados con las casas de putas o los servicios ofertados por las acompañantes independientes; abriendo incluso nuevas cuotas de mercado dentro del sector y haciéndose con un perfil de cliente habitual que si bien no ha pisado jamás un puticlub si que frecuenta estos centros de masajes, tanto para encontrar ese momento de relax así como esas explosiones sexuales basadas en el contacto sensitivo o incluso directo.